EL MIU CREE EN DANILO

“La campaña de descrédito que se está orquestando contra el presidente Danilo Medina no es más que una forma intencionada de crear un incidental en el clima de convivencia social para pretender pescar en río revuelto.” Miguel Mejía, secretario general.

Santo Domingo, R.D. En los últimos días, a propósito del caso Odebrecht que ocupa a varios países de la región, sectores interesados de la vida política nacional se han propuesto montar una campaña de descrédito contra el presidente Danilo Medina, como forma de hacer desconocer y empañar el desarrollo de un proyecto de nación que le ha otorgado al presidente de todos los dominicanos una simpatía y confianza del pueblo.

Esos sectores, que en el momento en que les tocó conducir los destinos de la nación no hicieron lo que debían, hoy, imbuidos de una irracionalidad, se ponen la anteojera y procuran descalificar a un ser humano humilde, sensible, con una vida modesta, al que la mayoría del pueblo dominicano lo llevó a la presidencia de la República con más del 62% de los votos.
La campaña de descrédito que se está orquestando contra el presidente Danilo Medina no es más que una forma intencionada de crear un incidental en el clima de convivencia social para pretender pescar en río revuelto.

Con el clamor que se ha generado, nacional e internacional, respecto al tema Odebrecht, en reclamo de la transparencia, estamos totalmente de acuerdo, de que los que tengan que ver con manejos dolosos de la naturaleza que sean deben pagar por ese manejo. Todos esos reclamos lo respaldamos.
Ahora bien, advertimos a las organizaciones populares y comunitarias, a no dejarse instrumentalizar ni utilizar por grupos económicos, por sectores políticos, que con esa instrumentalización desnaturalizan los justos y sanos reclamos de estas organizaciones.
Esos sectores políticos que no están exentos de manejos dolosos, en una forma u otra, con Odebrecht o sin Odebrecht, están tratando de sacarle ventajas políticas a la situación, que, aún teniendo todo el derecho por el clima democrático que vive la República Dominicana, de exigir de manera directa esas demandas, no se atreven a hacerlo porque saben que están descalificados, de cara a la sociedad dominicana, porque su hoja de servicio tanto en el sector público como privado es altamente conocida, y se conoce de sus manchas oscuras. Por eso se escudan bajo la bandera de los sectores populares y comunitarios.
Esos sectores que han sido tan erráticos, tan oportunistas, tan desesperados, que caen en posiciones extremistas, como la de pedir que se interpele al presidente Danilo Medina, cuando es de todos conocido su conducta ética, moral, política, no solo en su ejercicio público sino también en su vida privada, no se saldrán con las suyas.
Todo parece indicar que el objetivo es Danilo, que la prédica moral que se está haciendo no es más que un pretexto para el sectarismo político, tratando de dañar honras, en la mayoría de los casos, personas descalificadas para tales fines.
Reiteramos que estamos de acuerdo, porque los que estén involucrados en actos dolosos, sean funcionarios del gobierno, de cualquiera de los pasados gobiernos; sean miembros del partido de gobierno u otros partidos, o de las fuerzas aliadas al gobierno, sea quien sea, respondan por sus hechos.
Aquí, le tomamos la palabra al presidente Danilo Medina, cuando ante la Asamblea Nacional, en el 173 aniversario de nuestra independencia, el pasado 27 de febrero, dijo: “No existen vacas sagradas en este gobierno ni existirán vacas sagradas fuera de él, mientras yo sea el presidente de la República.”
Y así debe de ser!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Download Premium Magento Themes Free | download premium wordpress themes free | giay nam dep | giay luoi nam | giay nam cong so | giay cao got nu | giay the thao nu